Buenos si hay algo en lo que todo el mundo está de acuerdo, es que una mudanza integral realizada por un servicio de mudanza profesional no es barata. Aunque no sea tu caso y no seas o necesites escatimar en algunas cosas, hay algunos consejos que pueden ayudarte a ahorrar algo de dinero en la contratación de una de las empresas de mudanzas profesionales, o bien en el alquiler de un camión para el transporte de la mudanza.

En primer lugar, te recomiendo encarecidamente que calcules la opción para conseguir la mudanzas más barata para mudarse de casa; mover por tí mismo y los miembros de tu familia y amigos, o contratar a una empresa de mudanzas. Mientras que parece lógico pensar que ya sabes la respuesta, el importe total de la mudanza depende de la distancia existente entre los domicilios de la mudanza, así como de la cantidad de tiempo que se dispone para hacer al misma. Los costes de combustible y el hecho de hacer el transporte de la mudanza con el camión cargado en el trayecto de ida y vacío en el de vuelta, pueden encarecer considerablemente el precio final de la mudanza. Por tanto para saber la respuesta correcta, hay que hacer un estudio o análisis de costes fidedigno, teniendo en cuenta todos los factores, para encontrar la verdadera respuesta.

Ahorrar en tu Mudanza Integral con Mudanzas CPT en ValenciaPara el caso de que se vaya a contratar a una empresa de mudanzas, existen varias maneras de reducir los costes de la misma y por tanto los honorarios a pagar. Ten en cuenta que incluso aunque vayas a realizar tu mismo la mudanza, algunos de estos consejos sobre como preparar una mudanza también te serán de aplicación, aún en el caso de que sólo necesites contratar una furgoneta o camión.

  1. Reduce la carga: es decir deshazte de cosas que no necesitas. La venta del garaje (y todos los utensilios y herramientas de su interior), dejar los libros con los amigos, en la biblioteca local o venderlos a una librería de libros usados. Cualquier cosa que no se pueda vender y obtener un pequeño ingreso por ello, aún lo podemos llevar a una entidad de caridad local. Piensa que peso es igual a dinero; o lo que es lo mismo, cuanto menos peso tengamos que mover, menos tiempo necesario y menos dinero. Es así de simple.
  2. Planea la mudanza durante la temporada baja. La elección del mejor momento de hacer el traslado a una nueva casa te puede ahorrar dinero. Fuera de temporada, lo que habitualmente significa en los meses de verano, y en cualquier momento distinto del primer y último día del mes, si tienes un poco de flexibilidad en cuanto a la fecha, negocia con las empresas de mudanzas y consigue un precio menor.
  3. Contrata con suficiente tiempo: cuanto antes tengas el presupuesto firmado con la empresa de traslados y mudanzas, menos probabilidades tendrás de que te añadan un recargo en la tarifa. Por el contrario, si lo dejamos todo para última hora y tienes que reservar la mudanza con una antelación inferior a las 2 semanas, lo más probable es que te puedan cobrar más dinero simplemente por la inconveniencia de asignación de fechas. Esto no es siempre el caso, pero la regla de oro es siempre reservar con antelación si es posible.
  4. Se flexible en el momento en que recogen y entregan tus pertenencias. Si estás dispuesto a que la mudanza se realice dentro de su marco de tiempo y según su planificación, pregunta si ello te va a suponer una reducción en el coste de la mudanza.
  5. Las compañías de mudanzas ofrecen servicios de mudanzas variados y cobran por cada servicio. Asegúrate que en el presupuesto de la mudanza firmado, se encuentran incluidos todas las posibles contingencias que pueden ocurrir durante el traslado, de forma que si algo ocurre, los posibles cargos estén incluidos en el presupuesto firmado.  Nunca debe haber ninguna sorpresa en el costo total de su movimiento.
  6. Asegúrate que cuando tus pertenencias y tú familia lleguéis a la nueva casa, puedes ocupar esta inmediatamente y que tienes la forma del pago de la mudanza previamente acordado, de forma que cuando el camión llegue para descargar, no haya ningún problema a la hora de hacerlo. Ambos podrían resultar en cargos de almacenamiento en tránsito si tus cosas tienen que ser almacenados hasta que puedan ser descargadas o  pagada la mudanza en su totalidad.
  7. Pregunta sobre los costes de traslado de objetos más grandes o artículos como antiguedades y otros que requieran de servicios especializados. Motos de nieve, barcos y otros vehículos de recreo tendrán un coste extra. Si eres tú el que realiza el traslado conduciendo una furgoneta, camión… , mira el precio de alquilar un remolque y mover los objetos pesados tu mismo.
  8. Pregunta por el coste del traslado de pianos. Pide a la empresa de mudanzas que te digan cuánto cobran y si son capaces de mover un piano. Piensa que la mayoría de empresas no mantienen personal especializado en todo tipo de pertenencias en su nómina. Por ello, solicita sus servicios con suficiente antelación.
  9. Los electrodomésticos requieren un manejo especial de embalaje, para asegurarse que siguen funcionando perfectamente bien en el nuevo domicilio. Comprueba que en el presupuesto se encuentra incluido este servicio. Si hay que pagar, averiguar si un vecino o un amigo podría ayudarle. También puedes pedir consejo a tus proveedores de electrodomésticos, los cuales  pueden ofrecer sugerencias y soluciones para asegurar que todo llegue de manera segura.
  10. Asegúrate de que todo está preparado el día acordado con la empresa de mudanzas. En caso contrario,  pueden cobrar más si te tienen que ayudar a empacar artículos de última hora.

Si sigues todos estos consejos conseguirás las mudanzas más economicas.

 

10 Consejos para ahorrar en una Mudanza